Kim Kardashian y la boda fraudulenta

El divorcio entre Kim Kardashian y el jugador de baloncesto Kris Humphries se dispone a tener un nuevo capítulo. El juez ha fijado el seis de mayo como fecha de la próxima audiencia, según adelanta la revista norteamericana ‘People’. La decisión fue tomada por el juez del Tribunal Supremo de Los Angeles, Steven Moloney, al considerar que Humphries ha tenido tiempo suficiente para prepararse.

La noticia fue bien acogida por la modelo, embarazada del rapero Kanye West, que desea poner final lo antes posible a esta batalla judicial de un matrimonio que tan sólo duró setenta y tres días. “Nosotros queremos el juicio cuanto antes porque es la única forma de que ésto termine”, dijo la abogada de Kim. El jugador de baloncesto alega que fue víctima de un fraude y que Kim utilizó su boda con él para promocionarse. ¿Tendrá razón?.

Publicidad