El último capricho de Sara, una ‘ruina’ para Iker Casillas

finca-saraiker

Foto: Vanitatis/Montaje elbalonrosa.com

Cinco dormitorios, seis baños, un aseo, un salón de juegos, dos salones, cocina y cuarto de servicio  en cuatro plantas que ocupan 750 metros cuadrados. Así es la nueva vivienda adquirida por Iker Casillas y Sara Carbonero, según avanza el portal Vanitatis.

Con un precio dos millones y medio de euros, esta ‘casita’ es el regalo de Navidad para la periodista, un capricho que le va a costar muy caro a Iker, que según explican poco ha tenido que ver en la decisión de adquirirla

La nueva vivienda ocupa 800 metros cuadrados de parcela y tiene una gran piscina. Se encuentra en la urbanización La Finca en la zona denominada La Blanca Paloma, un complejo compuesto de 71 chalés individuales que diseñó Alberto Martín, su antiguo propietario.

El arquitecto y Lydia Bosch la pusieron a la venta hace dos años por 2.600.000 euros y a causa de su controvertido divorcio. Por decisión judicial, cada uno ocuparía la casa durante seis meses, alternándose. La primera en ocuparla fue la actriz y la dejó en mal estado, por lo que el juez la obligó a reparar los desperfectos.

Allí se trasladarán en un tiempo Iker y Sara. La pareja vivió primero en Boadilla del Monte, cuando inició la convivencia, y posteriormente se trasladaron a La Finca donde las medidas de seguridad son muy altas ya que hay vigilancia las 24 horas.

Llevan dos años en un adosado de los más modestos de la zona y parece que Sara se ha cansado y quiere algo mejor y mayor, un capricho que algunos ya han calificado como “la ruina de Iker”.

pastilla-twitter

Publicidad