Fanny consuela a Balotelli

Balo-Nap-OK

El día después de liarla en San Siro, Mario Balotelli apareció con cara de pocos amigos. Y eso que aún no sabía que iba a ser sancionado con tres partidos por su expulsión en el partido ante el Nápoles. Vio la roja cuando ya había sido sustituido por insultar al árbitro tras fallar un penalty, el primero de su carrera profesional…

Por la mañana, aún enfadado, como decíamos, una nube de aficionados le esperaban cuando apareció en la puerta de su apartamento de lujo. Le acompañaba su novia Fanny Neguesha -con la que se ha reconciliado después de la enésima ruptura-, encargada de consolarle en una noche difícil. Después de ser fotografiados por los tifosi, SuperMario y Fanny se montaron en el Ferrari rojo del jugador y se perdieron a toda velocidad por las calles de Milán.

Síguenos en Twitter.

Publicidad