¿Se ha separado Maradona de su novia embarazada?

La noticia publicada por el diario argentino Crónica de que Diego Armando Maradona se habría separado de Verónica Ojeda, su novia embarazada de cuatro meses y medio, corrió como un reguero de pólvora por Argentina, donde no se acaba de creer el desmentido ofrecido por el abogado del exjugador.

Alberto Domínguez desmintió “categóricamente” la versión de que la pareja habría roto su vínculo por el embarazo de Ojeda tras ocho años y medio de relación. “No hay ningún tipo de problema en la pareja. El único problema es la presión que puede ejercer el antiguo entorno familiar” de Maradona, aseguró el letrado, al referirse a la exesposa del astro, Claudia Villafañe, y sus hijas Dalma y Giannina. “El embarazo de Verónica tiene sus riesgos y por eso no viajó a Dubai con Diego”, dijo Domínguez a la Radio Mitre, de esta capital. “Con Verónica los métodos anticonceptivos no le dieron resultados a Diego y en pocas semanas se desató la guerra interna”, destaca el matutino Crónica en su información sobre el asunto.

Según el rotativo, cuando hace poco se anunció que Verónica Ojeda estaba embarazada, la exesposa y las hijas de Maradona “comenzaron a presionar” a éste para que no otorgue su apellido al nuevo hijo. Dalma, la hija mayor del exfutbolista, publicó en la red social Twitter: “No voy a salir a contestar porque es lo que muchos esperan, pero la verdad estoy muy cansada que se digan tantas mentiras”.

Según diferentes versiones, el Pelusa habría dejado a su novia por no cumplir con el pacto que hicieron de no tener hijos. Según algunos medios, tras la pérdida de un bebé hace unos años, ambos incorporaron los métodos anticonceptivos necesarios para evitar un embarazo pero no han funcionado.

Los allegados a Verónica y buena parte de la prensa apuntado a la influencia que ejercen en Maradona Claudia, Gianinna y Dalma como culpables. El trío no soporta la existencia de Dieguito y de Jana, los hijos, italiano y argentina, que tuvo que reconocer Maradona por orden judicial. La idea de uno más, con el que compartir patrimonio, desató una guerra hasta que Maradona, al que presentan como un títere en sus manos, cedió.

El ex futbolista, de acuerdo a la prensa local, advirtió a Verónica que, como a sus dos hijos extramatrimoniales, tampoco al suyo le dará voluntariamente su apellido. La respuesta que le atribuyen a la futura mamá, mientras el padre de su hijo hacía las maletas a Dubai, habría sido: “Está bien pero yo te quiero igual”. Tras dirigir al equipo de Al Wasl, Maradona asumió este año como asesor deportivo especial del Consejo de Deportes de los Emiratos Árabes

Publicidad