Melissa y el sexo con Boateng

MS-Rosso-30-ok

Verano movidito para Melissa Satta. Durante el Mundial, estuvo en Brasil para apoyar a su pareja, el ghanés Kevin Prince Boateng, pero las cosas no salieron como esperaban. El jugador del Schalke fue expulsado de la concentración por pelearse con su entrenador y la modelo tuvo que salir en defensa suya en las redes.

Melissa también se ‘peleó’ con Rihanna que, desatada en Twitter, mostró mucho interés en Boateng. “Es mío”, tuvo que recordarle una Melissa que, ya de vuelta en Italia, ha visto como las aguas volvían a su cauce. Y es que, tras bautizar a su hijo Maddox, y pasar unos días en Cerdeña, ya ha vuelto al trabajo.

Concretamente, ha visto la luz una nueva campaña suya para la marca de lencería Rossoporpora Underwear, cuyas imágenes harán la delicias de los admiradores de la modelo italiana, que vuelve a mostrar su espectacular cuerpazo y una belleza fuera de lo común.

Por cierto, y antes de que veáis las fotos, contaros -y de ahí el titular de la noticia- que algunos medios americanos están destacando en las últimas horas una declaraciones de Melissa a Vanity Fair sobre el sexo con Boateng y sus continuas lesiones. La verdad es que son de hace dos años (podéis comprobarlo en google) aunque estos medios y los españoles que las han copiado ‘venden’ que se trata de rabiosa actualidad…

No es así, aunque las recordaremos. “La razón por la que (Boateng) siempre está lesionado es porque tenemos sexo entre siete y diez veces a la semana. Odio los juegos previos, quiero ir directo al grano. Mi posición favorita es en la parte superior para que pueda tomar el control”, dijo.

A causa del ‘rescate’ de estas declaraciones, Melissa ha sido duramente criticada por alguno de los seguidores de Boateng y del Schalke. En fin, todo un embrollo.

Os dejamos con la galería fotográfica de Melissa para Rossoporpora Underwear.

¡Enjoy!

pastilla-twitter

pastilla-twitter

Para los más curiosos, a continuación podéis ver un vídeo en el que Melissa matizaba las polémicas declaraciones a Vanity Fair hace dos años, concretamente el 23 de enero de 2012…

Publicidad